Congela tu semen

CONGELACIÓN DE SEMEN

Congelación de semen

Congelar semen, es un proceso simple que comprende la capacitación de una muestra de semen obtenida por eyaculación o biopsia testicular, y su posterior congelación para su preservación para el futuro.

¿Cuándo está indicado congelar semen?

  • En pacientes oncológicos que van a someterse a cirugías o tratamientos gonadotóxicos agresivos, que pueden dañar a las células germinales.
  • En pacientes que van a realizarse una vasectomía.
  • En pacientes que, por causas ajenas al tratamiento de fertilidad, no puedan estar disponibles el día que se necesite la muestra seminal.

Las etapas del proceso de congelar semen

Antes de congelar semen, nuestros médicos deberán comprobar la historia clínica del paciente y asegurarse de que no tenga enfermedades infecciosas o contraindicaciones. Se le pedirá una serie de pruebas antes de programar la congelación.

Una vez obtenida la muestra, el equipo del laboratorio de andrología recogerá el recipiente debidamente identificado y procederá a analizar la muestra obtenida. Para que la muestra obtenida tenga las mejores características posibles, recomendamos que la abstinencia sexual sea de 1 a 3 días. No es recomendable la abstinencia de más de tres días.

Si la muestra presenta la calidad óptima necesaria, se procederá a su congelación: la muestra se prepara junto a un crioprotector específico que ayuda a su congelación, y se enfriará en nitrógeno líquido primero paulatinamente y después de manera más rápida hasta los -196ºC.

La congelación no afecta a la calidad de la muestra seminal, siempre y cuando los parámetros de calidad seminal sean normales. En los casos en los que la calidad del semen está comprometida, la congelación puede afectar negativamente a los resultados con los tratamientos posteriores.

Si tienes cualquier duda sobre los beneficios de congelar tu semen, nos ponemos en contacto contigo.